Sustentabilidad

Leed%20certification
11 de octubre de 2015

Certificación LEED: + que una promesa de sustentabilidad


El desarrollo de barrios y proyectos urbanos que sean amigables con el entorno y a nivel medioambiental está dejando de ser una tendencia para convertirse en un requisito ineludible para las empresas modernas. Contar con un aval que acredite el atributo de sustentabilidad resulta, en este contexto, clave.

La certificación LEED® (Leadership in Energy and Environmental Design), es una metodología estandarizada para determinar metas y certificación, tanto en materia de construcción como de operación de edificios verdes o sustentables. Se trata de un proceso voluntario diseñado en Estados Unidos y que es administrado por el Consejo de la Construcción Ecológica de dicho país (USGBC, por sus siglas en inglés).

Como el uso de cada proyecto es distinto, LEED® posee diversos tipos de certificación verde. Uno es Construcción y Diseño de Edificios (BD+C), el cual se aplica a edificios nuevos o que están pasando por una renovación importante. La primera construcción de Sudamérica en recibir la calificación LEED® en la categoría platino para BD+C fue el edificio corporativo de la empresa Molymet, ubicado en Nos, San Bernardo. El sitio web Innovación señala que la construcción de este edificio “permite ahorrar hasta un 41% de energía y donde el 75% de los materiales utilizados en la obra fueron reciclados”. A ello se suma, por ejemplo, que “el 100% de las aguas servidas del edificio son tratadas y reutilizadas en procesos industriales asociados a la planta Molymet Nos, mientras que el 100% del agua utilizada para riegos proviene de la red de canales agrícolas del Maipo, no utilizándose agua potable para tal efecto”, agrega el medio.

LEED Molymet
Edificio Oficinas Molymet - LEED Platinum BD+C

Otro tipo de certificación es Diseño Interior y Construcción (ID+C), dirigido a proyectos que tendrán un completo equipamiento de sus interiores. Según datos del Green Building Information Gateway (GBIG), las Oficinas Bloomberg Chile –ubicadas en Las Condes– obtuvieron la categoría platino para este tipo de certificación, debido a que, por ejemplo, se logró reducir en un 35% el consumo de energía en iluminación manteniendo el nivel de la misma (el 90% del espacio ocupado tiene iluminación natural) y se disminuyó en un 40% el uso de agua potable al interior del edificio.

A la certificación Construcción y Mantenimiento (O+M), para edificios existentes que se someten a trabajos de mejoras, están postulando tanto la sede viñamarina de la Caja de Compensación Los Andes como Parque Arauco.

Las otras certificaciones existentes son Colegios, Casas (Homes, dirigido a viviendas unifamiliares) y Desarrollo de Barrios (ND), al que pueden postular nuevos proyectos que serán emplazados en terrenos “nuevos” o en reurbanizaciones, y que deben incluir usos residenciales, no residenciales o un mix de ambos; para certificarse se analiza el urbanismo, el respeto al medio ambiente y el crecimiento inteligente de estos suburbios, entre otros aspectos. 

Para acceder a los diferentes tipos de certificaciones existe una pauta de evaluación, la que a su vez se divide en cinco categorías, cada una de las cuales otorga un puntaje:

  • Sitios Sustentables. Dice relación con las características del terreno donde está o estará emplazado el proyecto (incluyendo si se trata de un sitio que será reutilizado), su conectividad al transporte público y la comunidad que lo rodea, entre otros aspectos.
  • Eficiencia en el uso del agua. Busca incentivar el uso eficiente del recurso en todo el proyecto; por ejemplo, en la correcta selección de los artefactos del baño, una correcta selección de las especies que serán incluidas en las zonas verdes y tratamiento de aguas residuales.
  • Materiales y recursos. Se fomenta el reciclaje y el uso eficiente de los materiales elegidos para la obra, siendo ideal que los mismos tengan algún tipo de certificación verde.
  • Energía y atmósfera. Incluye, por ejemplo, la iluminación natural considerada en el proyecto y fuentes de energías renovables. Es decir, aquí convergen todas aquellas estrategias y pautas de acción que impulsen la disminución del consumo energético, el cual debe ser a largo plazo.
  • Calidad del ambiente interior. El objetivo es abogar por la creación de espacios salubles y cómodos, con una adecuada ventilación, buena acústica, confort térmico y luz natural, entre otros.

Existen, además, cuatro certificaciones, de acuerdo a los puntos obtenidos en la pauta de evaluación. De menor a mayor: 

  • LEED® Certified (40-49 puntos)
  • LEED® Silver (50-59 puntos)
  • LEED® Gold (60-79 punto) 
  • LEED® Platinum (80 o más puntos)
Inmobiliaria Las Salinas, junto a un equipo multidisciplinario, se encuentra trabajando en el diseño del Plan Maestro para el terreno de Las Salinas, concebido como un barrio que generará una nueva centralidad para Viña del Mar. En este contexto, la Certificación LEED ND se está abordando como uno de los desafíos más relevantes del proyecto en materia de sustentabilidad.