Diálogos Urbanos

1920%20300%20esencia%20lugar
07 de octubre de 2015

La esencia del lugar: base de un proyecto urbano de valor


Para liberar el verdadero potencial de un proyecto, es necesario conocer la historia y la esencia del lugar donde se emplazará, ya sea a nivel de barrio, ciudad o región. A través de un innovador proceso de investigación social, a cargo de la consultora internacional Regénesis, en Inmobiliaria Las Salinas estamos trabajando para identificar los patrones constitutivos de la identidad viñamarina y así considerar aquellos elementos esenciales en nuestro proyecto urbano.

Por lo general, los desarrollos inmobiliarios en Chile se inician con una evaluación económica, que va ligada a un diseño general. En el caso que los resultados sean favorables, se procede a su materialización. Este modo de hacer las cosas sacrifica oportunidades valiosas de desarrollar proyectos que generen valor más allá de lo económico: ¿cuál es la identidad del entorno social donde se emplazará el proyecto?, ¿cuáles son los atributos de ciudad que la gente desea preservar y potenciar? 

Para poder responder estas preguntas, debemos interiorizarnos con la historia del lugar, conocer los usos que existían en sus comienzos, la forma de vida de sus habitantes y sus costumbres. Si trabajamos con este enfoque, descubriremos que todos los lugares tienen una esencia, algo especial que los distingue y que los hace diferentes al resto. Esta “esencia” es fundamental para cualquier desarrollo que se quiera proyectar, ya que genera un propósito común que potencia el lugar desde sus orígenes y le da una continuidad hacia el futuro.

Para avanzar en esta dirección, en Inmobiliaria Las Salinas estamos llevando a cabo un proceso de investigación social a cargo de la consultora internacional Regénesis, que busca identificar los patrones constitutivos de la identidad de Viña del Mar, con el fin de lograr consistencia entre el Plan Maestro del nuevo barrio que buscamos desarrollar y la “esencia“ de la ciudad.

Más que enfocarse en los problemas actuales que tienen los lugares donde vivimos, este enfoque ofrece una invitación a mirar la “esencia”y desde allí identificar el potencial. De esa manera, es posible trabajar en soluciones urbanas que estén sólidamente ancladas en la identidad de la ciudad, dando vida a un proyecto representativo de lo que significa ser y vivir como viñamarino.