Proceso Ambiental

Entrevista%20sr1
18 de abril de 2016

Pruebas Pilotos en Las Salinas: avanzando en el proceso de remediación


"Estamos conscientes de que un proceso de esta envergadura no tiene precedentes en nuestro país y queremos cuidar cada detalle de nuestro trabajo para que pueda ser utilizado como referente para futuros proyectos de rehabilitación de áreas utilizadas previamente con fines industriales", explica Stephanie Rotella, Coordinadora Ambiental de ILS, acerca del proceso de pilotos que se está llevando a cabo en el terreno.

Durante el año 2015, Inmobiliaria Las Salinas realizó un completo proceso de muestreo en el terreno, cuyo principal objetivo fue actualizar la línea base del futuro Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que será presentado a las autoridades de la Región de Valparaíso. Este proceso permitió recabar información respecto de la calidad de suelo y el agua subterránea del sitio y la faja de playa ubicada frente al paño.

Obtenidos los resultados de esa radiografía inicial, nos encontramos estudiando las posibles tecnologías que podrían ser utilizadas en el proceso de remediación del sitio de Las Salinas, las que deben ser probadas y analizadas de manera de tener certezas de su funcionamiento y así poder definir cuáles podrían ser apropiadas. A este proceso se le denominó “Pruebas Pilotos” y corresponden a tecnologías internacionales ampliamente utilizadas, testeadas y consolidadas para el tratamiento de suelos impactados con hidrocarburos, las que fueron diseñadas para Las Salinas y ejecutadas en terreno por profesionales de la empresa Golder Italia y Chile, con vasta experiencia en este tipo de procesos. El costo aproximado de todos estos estudios asciende a USD 720.000.

La organización de éste y todos los aspectos relacionados con el ámbito ambiental del proyecto están a cargo de Stephanie Rotella, Ingeniero Civil Industrial y Coordinadora Medioambiental de ILS, quien a continuación nos habla del proceso:

Entrevista Sr2

1. ¿En qué consisten las Pruebas Piloto que se están desarrollando en el terreno de Las Salinas? 

Consisten en un conjunto de pruebas que se realizan tanto en el terreno como en laboratorio, con el fin de establecer la eficacia de posibles tecnologías de remediación aplicables al terreno; son varios ensayos de prueba, que una vez concluidos nos darán luces respecto de las diferentes tecnologías, su aplicabilidad y nos proporcionarán parámetros de diseño específicos para el sitio que respaldarán el Proyecto de Remediación que se ingresará al Sistema de Evaluación Ambiental.

Cabe destacar que procesos de este tipo no se utilizan una sola alternativa para remediar todo el terreno, sino que generalmente se aplican diferentes técnicas de remediación para distintas áreas y esta distinción también es posible hacerla gracias a los pilotos.

2. ¿Cuáles son las características de cada uno de los pilotos que componen el proceso?

El proceso completo consiste en 10 pilotos, 8 de los cuales están a cargo de Golder y 2 son realizados por la Universidad Técnica Federico Santa María en su Centro de Biotecnología.

Existen dos tipos de procesos: procesos biológicos y procesos físicos. Estos pueden ser aplicados a suelo y a agua, según sea la matriz que se interviene. Los pocesos biólogicos tienen como objetivo estimular los microorganismos degradadores existentes; y los procesos físicos consisiten en extraer o neutralizar los compuestos presentes en la matriz (suelo y agua).

Los procesos biologicos que estamos probando actualmente son: Biosparging (agua), Bioventeo (suelo), Biorremediación Mejorada (agua), y Biopila (suelo); y los procesos físicos testeados en terreno son Airsparging (agua) y Soil Vapor Extraction (suelo).

Por otro lado, hay dos pilotos que se realizan en laboratorio con tierra extraída desde el terreno: ISCO y SMCO. Ambos consisten en oxidación química de compuestos en el suelo y agua, pero SMCO busca, además, mejorar la capacidad geotécnica del suelo tratado.

Finalmente, hay 2 pilotos que están siendo realizados por el Centro de Biotecnología de la Universidad Técnica Federico Santa María, cuyo objetivo principal es evaluar el potencial de bioremediación aeróbico y anaeróbico de suelos.

3. ¿Por cuánto tiempo se extiendió el proceso de pilotos?

La totalidad de estas pruebas piloto se realizaron en un plazo aproximado de 5 meses. Algunos pilotos duraron pocas semanas, porque se midieron parámetros instantáneos tras la intervención; mientras que el más largo corresponde a la biopila, que se extiendió por 3 a 4 meses aproximadamente pues implica extraer suelo que se encuentra bajo los 6 metros bajo el nivel de superficie que fue monitoreado semanalmente, con el fin de identificar gases presentes, temperatura, CoC, pH, nitrógeno, fósforo y población microbacteriana a lo largo del tiempo.

Además, la planificación de cada uno de los pilotos y adquisición de materiales tomó aproximadamente 4 meses, esto principalmente con el fin de garantizar la correcta realización de cada procedimiento y porque estamos conscientes de que un proceso de esta envergadura no tiene precedentes en nuestro país, y queremos cuidar cada detalle de nuestro trabajo para que pueda ser utilizado como referente para futuros proyectos de rehabilitación de áreas utilizadas previamente con fines industriales.

4. ¿En qué etapa del proceso están actualmente?

Las mayoría de las pruebas en terreno ya fueron realizadas y las muestras fueron enviadas a los laboratorios con los que estamos trabajando: TestAmerica, en Estados Unidos, y el laboratorio Maxxam de Canadá bajo la supervisión de Golder Canadá. Toda esta información debe ser procesada para que nos sirva en las definiciones del proyecto de remediación del terreno en el que estamos trabajando.

5. ¿Por qué eligieron a Golder y a la Universidad Santa María para llevar a cabo este proceso?

Con Golder nos encontramos trabajando desde fines de 2014 y el trabajo con sus profesionales en todo el mundo ha sido muy enriquecedor, principalmente porque ellos han participado en múltiples proyectos de reconversión de sitios utilizados previamente con fines industriales, o brownfields, tema en que Chile estamos recién aprendiendo. El desafío es traer ese conocimiento y ponerlo en práctica ajustándonos siempre a la realidad ambiental y normativa del país.

Además, contamos con la participación de la Universidad Técnica Federico Santa María, quienes acompañan en todo el proceso a Golder como auditor externo. Al mismo tiempo, la Universidad es parte de esta “generación de conocimiento” aportando con sus experiencia en bioremediación y estudios de población microbacteriana local, todo eso para definir un proyecto de remediación efectivo.

6. Una vez concluidas las Pruebas Pilotos ¿cuándo se iniciarán los trabajos de remediación propiamente tal?

La información de los pilotos nos servirán como input para la definición de nuestro proyecto de remediación que será presentado a las autoridades del Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). Es por eso que paralelamente estamos elaborando el Estudio de Impacto Ambiental que corresponde a un análisis muy exhaustivo que incluye una línea base actualizada del suelo y del agua y las actividades de remediación requeridas para devolver este gran paño a la trama urbana de la ciudad de Viña del Mar, de tal forma que todo desarrollo futuro que se emplace en él, tenga la garantía que cumple con estandares mundiales de remediación.