QUIÉNES SOMOS

Nuestro Propósito

El bienestar de Viña del Mar y la región

Trabajamos día a día por recuperar el terreno Las Salinas para la ciudad de Viña del Mar, basándonos en la regeneración del sitio y su entorno, en la forma de un barrio sustentable, que logre armonizar la viabilidad financiera, el bienestar social, la salud del ecosistema y el desarrollo económico de la ciudad.

Queremos lograr esto fomentando la creatividad, la transparencia y la coherencia con nuestras acciones dentro del equipo y con la comunidad, en un modo asociativo empresa ciudad que tenga como resultado relaciones de confianza mutua para trabajar y avanzar juntos hacia el potencial de este lugar en su entorno urbano y natural.

Nuestro compromiso es constituirnos en agentes de cambio hacia un nuevo paradigma, en el que el rescate de los potenciales de la ciudad y la co creación real y efectiva con la comunidad genere una huella transformadora en la forma en que se hacen las cosas en el país.

SOMOS PARTE DEL PASADO INDUSTRIAL DE LA CIUDAD

La vocación industrial de Viña viene de antes de su fundación como ciudad. Caracterizada por tener suelos amplios y llanos, el territorio viñamarino se prestó a la extensión productiva del primer puerto del país, Valparaíso. La proximidad con el mar y con el estero, así como la conectividad con el ferrocarril formaron una mezcla de atributos adicionales, que motivaron su constitución como uno de los polos industriales más relevantes de América del Sur.

En 1900, la costa contaba con la presencia de varias fábricas de gran tamaño. Repartidas de norte a sur, destacaban entre ellas la maestranza Lever and Murphy (hoy Caleta Abarca); el matadero de Viña del Mar (en la actualidad los edificios orientados desde avenida Marina hacia el Casino de Viña del Mar), un astillero emplazado en las cercanías del muelle Vergara (en lo que hoy son las playas que arrancan en 8 Norte) y el mismo muelle.

Hacia 1912, el sector dónde se ubica actualmente el terreno de Las Salinas se ubicaba en las afueras de la ciudad y correspondía a una albufera, por lo que allí se instalaron construcciones para cosechar las salmueras; de esta práctica artesanal viene el nombre del sector. Entre 1912 y 1929, la Compañía Pearson & Son Co., se dedica a extraer roca del sector hasta retirar literalmente tres cerros, para la construcción del molo del puerto de Valparaíso, obra de enorme dimensión, considerada una de las obras de ingeniería más destacadas de la primera mitad del siglo XX en el país. Las extracción de material para esta obra generó una gran cantera que hoy corresponde a la ladera de Las Salinas.

Poco antes del desarrollo de actividad en la playa, a partir de 1915, se iniciaron en el terreno las primeras operaciones desarrolladas por Shell y Esso, conocidas como “las petroleras”. Posteriormente, en 1920, el sector se convierte en un puerto granelero, sacando provecho de los muelles. Por otra parte, al poniente de Jorge Montt, se ubicó desde mediados del siglo XX y por más de 50 años la empresa Edwards y Cerutti, la cual se dedicó al diseño y fabricación de aparatos mecánicos, repuestos de maquinarias y montajes de equipos industriales.

A partir de 1930, Copec se instala en el sector de Las Salinas, coincidiendo con un período de crecimiento de la ciudad de Viña del Mar y el desarrollo de un polo fabril en la zona norte, y para el año 1957, Mobil otorga a Copec su representación exclusiva en Chile con lo que se construye la planta elaboradora de lubricantes en Las Salinas, Viña del Mar, polo clave de la actividad industrial de la V Región y el país.

Desde inicios de los años`30, Viña se perfilaba como la ciudad más industrial de Chile, jugando un papel clave en el desarrollo del país a nivel tanto nacional como internacional, a través la importación y exportación de materias primas y manufacturadas, entre ellas, carbón mineral, granos, azúcar y textiles. Sin embargo, tras el inicio de la gran la crisis mundial de 1929, el modelo industrial sufrió la reducción de las importaciones, lo cual impactó directamente a la ciudad de Valparaíso y con ella al dinamismo industrial de Viña del Mar.

En este contexto, surgió la vocación turística de balneario de la ciudad, inspirada en parte del éxito que tenía en este tiempo la Côte d’Azur, en Francia. Esta nueva fuente de ingreso para la ciudad impulsó el desarrollo del sector residencial que cohabitaba entonces con las fábricas. A partir de los años 1960, las reorientaciones productivas regionales y luego, el levantamiento de las barreras proteccionistas que tenía la economía chilena hasta el año 78, condujeron al cierre progresivo de las actividades productivas históricamente desarrolladas en la V región, proceso que culminó en 1981 con la quiebra de la CRAV.

El progresivo cierre de las actividades industriales que albergó la ciudad por más de un siglo dejó un impacto ambiental importante. Si bien el ciclo industrial terminó hace tiempo, sus efectos permanecen ya que el proceso de degradación natural es lento.

Entendiendo esa realidad, a partir del año 2003 Copec lidera a las petroleras presentes en el terreno Las Salinas – Shell Chile S.A.C., COPEC S.A., Copec Mobil Ltda., SONACOL y Esso Chile Petrolera Ltda.- para el cese de operaciones industriales. Ello implicó realizar un primer proceso de remediación del terreno, con un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que fue aprobado el año 2004 y que consistió en la remediación de las 13 áreas impactadas; el desmantelamiento de la infraestructura soterrada; y un seguimiento a las áreas impactadas, supervisión que estuvo a cargo de Fundación Chile. El trabajo culminó el año 2009, cuando se realizó el retiro de 25 mil metros cúbicos de las tierras que estaban impactadas, las que fueron destinadas en un centro especializado para la disposición de este material.

Paralelamente, Copec había estado realizando las gestiones para adquirir los terrenos al resto de las empresas petroleras allí instaladas y consolidar la propiedad total del terreno con el objetivo de reintegrar el paño a la ciudad de Viña del Mar; ya en ese momento existía la determinación clara de no dejar el terreno baldío, sino de realizar las acciones de saneamiento necesarias para integrarlo a la ciudad.

Para estos efectos, en el año 2012 se creó Inmobiliaria Las Salinas, actual propietaria del terreno, con objetivo claro de finalizar el proceso de saneamiento del terreno y desarrollar un proyecto urbano que contribuya a resituar a Viña del Mar como referente de calidad de vida, del comercio y el turismo nacional, un proyecto que signifique un aporte sustantivo al presente y futuro de la ciudad y la región.

NUESTRO EQUIPO

Arthuro Natho

Gerente General

Gerente de Desarrollo

Gonzalo Undurraga

Coordinador de Relaciones Comunitarias

Leonor Poduje

Gerente de Administración y Finanzas

Jefe Área Ambiental

Coordinadora Ambiental

Ricardo Labarca

Coordinador de Desarrollo

Philippe Bordalí

Ingeniero de Desarrollo

Cecilia Vera

Ingeniero en Control de Gestión

Pamela Saavedra

Coordinadora de Comunicaciones

Omar Fernandez

Administrador de Terreno

Asistente de Administración

CÓDIGO DE ÉTICA, MODELO DE PREVENCIÓN DE DELITOS

En nuestra permanente orientación en el cumplimiento de la legalidad vigente y a establecer los más altos estándares de calidad, en Inmobiliaria Las Salinas contamos con un Modelo de Prevención de Delitos en ejecución, ampliamente difundido entre personal propio y colaboradores, cuya finalidad es prevenir oportunamente los delitos que contempla la ley 20393: cohecho, financiamiento al terrorismo, lavado de activos y receptación.

Así mismo, hemos establecido el “Código de Ética de Inmobiliaria Las Salinas: Principios y Valores”, una guía que contiene los lineamientos y principios que deben orientar la labor de todos quienes formamos parte de la organización.

Inmobiliaria Las Salinas ha establecido un Canal de Denuncias de carácter confidencial que está disponible para que cualquier persona pueda denunciar de manera responsable cualquier conducta que le parezcan incorrectas/ sospechas por parte de personas de la organización o por entidades que mantienen relaciones con ella, la que será investigada por el Comité de Etica.

Puede denunciar a través de:

Señores Inmobiliaria Las Salinas Limitada,
Casilla 215 Oficina Parque Arauco
Las Condes, Santiago
Correos de Chile