Skip to main content
Publicaciones y Medios

“La biorremediación se está utilizando en todas partes del mundo porque es la única técnica que asegura hoy día que no existan externalidades ambientales”

By marzo 26, 2019No Comments

Invitados en el programa Twitter Café de Radio Valparaíso, los académicos Salvador Donghi y Luis Álvarez entregaron su mirada experta sobre el proyecto de remediación del terreno de Las Salinas, que albergó durante años actividades industriales, y que hoy busca ser reincorporado a la ciudad de Viña del Mar.

“Detrás de este trabajo hay una experiencia local pionera respecto a cómo se tiene que empezar a hacer restauración en Chile, no sólo en áreas contaminadas, sino también en los relaves, en los vertederos, en los aeropuertos, en las bencineras…” destacó el director del Instituto de Geografía de la PUCV, Luis Álvarez.

Ambos miembros del Comité Científico de Las Salinas, han dedicado en los últimos dos años gran parte de su tiempo y trabajo a concebir, en una colaboración inédita entre la academia y la empresa, un proyecto de remediación de suelo y agua, pionero en Chile, para limpiar el paño de Jorge Montt sin generar externalidades ambientales. El proceso seleccionado, conocido como “biorremediación”, consiste en utilizar bacterias para acelerar la degradación de los contaminantes.

“La biorremediacion toma las microbacterias que son nativas del sitio, se activan agregándole humedad y el aditivo de compost para que se reproduzcan más rápido y hagan el trabajo de alimentarse de los elementos contaminantes, fundamentalmente hidrocarburos.” explicó el académico de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Actualmente, el proyecto se encuentra en proceso de evaluación ambiental (SEIA), a la luz de las observaciones que formularon organizaciones y personas naturales, entre ellas, instituciones, ONG y vecinos del proyecto. Previo a la entrega de las observaciones se realizó, en agosto de 2018, un proceso de Participación Ciudadana Anticipada (PACA) para permitir a la comunidad informarse sobre el proyecto en un total de 5 reuniones en distintos sectores de la comuna de Viña del Mar, en las que participaron 90 vecinos aproximadamente.

Respecto a la cantidad de observaciones que generó el proyecto -previsible considerando que si bien la técnica de bioremediación se utiliza en todo el mundo, no es una técnica muy conocida en nuestro país- los académicos destacaron su aporte para alcanzar el máximo nivel de exigencia en la ejecución de proyecto. “Mientras más observaciones existan, mucho mejor para el proyecto y para la ciudadanía”, afirmó Salvador Donghi.

Por último, ambos expertos pusieron énfasis en la necesidad de remediar el terreno, considerando por una parte el nivel de contaminación remanente, que si bien no representa riesgo para la salud de las personas, limita actualmente su uso, y, por otra parte, su ubicación estratégica en una ciudad que carece de espacios para crecer y mejorar su calidad de vida.

Al respecto, Álvarez comentó que Viña no podía “darse el lujo de tener un pasivo allí, un suelo eriazo, que está llamado a resolver problemas de la ciudad”. Por su parte, Donghi insistió en que “cualquiera sea el destino urbano de terreno, tiene una condición previa que es la descontaminación”, argumentando que “prolongar esta situación es seguir sacrificando terrenos que necesitan ser remediados”.

Revise la entrevista completa en este link

Leave a Reply