Skip to main content

En nota publicada por El Diario Financiero, se explica la visión urbana de Las Salinas, los próximos pasos, la licitación para el saneamiento y la inversión que se realizará para recuperar y desarrollar el terreno de 16 hectáreas ubicado en Av. Jorge Montt. Te invitamos a revisar la transcripción de la nota:

Copec ejecuta hitos clave para Las Salinas en próximos meses y prevé iniciar proyecto urbano por US$ 1.400 millones en 2026

La inmobiliaria espera adjudicar el proceso de remediación del terreno en abril próximo, para así comenzar la primera etapa del saneamiento de las 16 hectáreas hacia inicios del segundo semestre.

El proyecto emplazado en Viña del Mar de la Inmobiliaria Las Salinas -ligada a Empresas Copec- sigue avanzando a paso firme. Tras 10 años de espera, la empresa ya está ad portas de comenzar la primera etapa de remediación de su terreno de 16 hectáreas ubicado en el sector de Las Salinas, Viña del Mar.

El proceso de saneamiento -que en un principio abordará la mitad del terreno- concitó la atención de empresas de ese rubro, al punto de recibir expresiones de interés de 14 consorcios internacionales, de los cuales siete fueron invitados a participar en la etapa correspondiente al sector sur del predio.

Dentro de los convocados se encuentran la empresa belga Jan de Nul, y los consorcios formados entre la finlandesa Lamor y las chilenas Excon y Conix; la española Litoclean y la firma local DPC ; RSK del Reino Unido y Flesan (Chile); la francesa Séché en conjunto a EBCO (Chile); Veolia de Francia junto a Echeverría Izquierdo (Chile), y Züblin (Austria) con Strabag (Alemania).

Desde Las Salinas esperan adjudicar la licitación en abril próximo, para luego comenzar el proceso de saneamiento a principios del segundo semestre, iniciativa cuyo costo asciende a unos US$ 30 millones. Asimismo, detallaron que esta primera etapa debería estar lista a mediados de 2026, para luego comenzar con la segunda y última fase de saneamiento del terreno.

‘Estamos confiados en que es un proyecto potente, que va a poder hacer finalmente la remediación de manera efectiva y segura, lo que debiese ser un precedente a nivel país’, señaló el gerente de desarrollo de inmobiliaria Las Salinas, Ricardo Labarca.

El ejecutivo detalló que, según una última actualización, ‘hay prácticamente 10 mil terrenos con potencial presencia contaminante. Entonces, el desafío que tiene el país es gigantesco, y desde Las Salinas estamos liderando los estándares, las normas y cómo evaluar y ejecutar proyectos de remediación’.

Las definiciones para el proyecto urbano

Una vez concluida la primera etapa de saneamiento de la zona, el foco de Las Salinas está puesto en el futuro del terreno, para lo cual planean comenzar el desarrollo del proyecto urbano en paralelo al proceso de remediación del paño norte.

Los cálculos apuntan un nivel de inversión directa en torno a los US$ 1.400 millones en un plan de ejecución estimado de diez años.

‘Más del 40% del terreno estaría destinado para iniciativas de espacio público, como áreas verdes y parques. El resto será para espacios privados, pero que realmente sigan el desarrollo de la ciudad, más que la sumatoria de edificios o de locales comerciales’, señaló el ejecutivo.

En general, este megaproyecto considera una superficie construída en torno a 325 mil metros cuadrados que considera primeras viviendas, áreas comerciales, centros de hotelería y conferencias, así como equipamientos deportivos, entre otros rubros. Así, la inmobiliaria estima un horizonte de inversiones total por aproximadamente US$ 3.480 millones.

Si bien esta iniciativa aún tiene aspectos importantes en fase de definición, Labarca detalló que el propósito del proyecto es reforzar el ‘sentido de ciudad’ de esa zona de Viña del Mar, equilibrando de forma ‘potente’ los espacios públicos y privados.

Para ello, indicó, necesitarán otras visiones y capacidades, por lo que están buscando la mejor propuesta que les permita avanzar en el desarrollo del proyecto urbano.

Dentro de las alternativas que baraja la empresa se encuentra la participación en sociedades para desarrollar de manera conjunta alguno de los lotes. También han evaluado vender algunas zonas del terreno, pero siempre condicionados a las guías de diseño establecidas por la inmobiliaria.

‘Hay que buscar los mejores equilibrios dependiendo de las distintas etapas, pero sin perder el foco de que lo que se está buscando aquí es generar la mejor propuesta urbana para la ciudad de Viña del Mar’, concluyó Ricardo Labarca.

‘Hay, prácticamente, 10 mil terrenos con potencial presencia contaminante. El desafío que tiene el país es gigantesco, y desde Las Salinas estamos liderando los estándares, cómo ejecutar proyectos de remediación’, dijo el gerente de desarrollo de la inmobiliaria, Ricardo Labarca.

Recuadro

Conflictos judiciales y políticos: las trabas que ha enfrentado la partida

Llegar al punto donde se encuentra hoy en día ‘no fue fácil’ para la inmobiliaria. A principios de los años 2000 el Grupo Copec adquirió el terreno de Las Salinas que había sido ocupado por un largo tiempo por cuatro compañías petroleras y químicas. Y, tras 24 años de espera, recién en 2024 la empresa podrá comenzar a trabajar en las 16 hectáreas. ¿Qué ha mantenido el proyecto detenido estos años? Desde un inicio, diversos actores abrieron frentes de conflictos judiciales y políticos. Por ejemplo, los vecinos de la zona han presentado múltiples reclamaciones legales con el objetivo de frenar el proyecto inmobiliario. Incluso, se crearon agrupaciones como ‘Un Parque para Las Salinas’, organización que ha manifestado en diversas instancias las posibles repercusiones negativas que el megaproyecto tendría para la comunidad. Por otro lado, la alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, ha expresado su firme oposición desde que asumió el cargo y ha instado al Presidente Gabriel Boric a que rechace el avance del proyecto. Al respecto, Ricardo Labarca detalló que han procurado mantener una relación formal con el municipio, enfatizando que no han dejado de solicitar reuniones con la alcaldía para lograr establecer una relación de trabajo conjunto, intentos que a la fecha no han llegado a buen puerto. ‘A nosotros nos interesa mucho que la Municipalidad esté muy informada de todo lo que está pasando en el terreno. Estamos hablando de un proyecto que va a durar mucho tiempo, que va a superar los períodos alcaldicios, hay que tener visión futura. Por ahora no hemos recibido las mejores respuestas por parte del municipio, pero desde nuestra posición, vamos a seguir llamando siempre al diálogo’, explicó. Consultada, la municipalidad declinó referirse a este tema.