Skip to main content
Publicaciones y Medios

Un espacio donde los habitantes no sobreviven, sino que viven bien

By enero 16, 2020No Comments

Catherine Paquette es Doctora en Urbanismo y trabaja en el Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo Sostenible (IRD), en Francia. Es experta en políticas urbanas y habitacionales, vivienda social, movilidad y transporte, y regeneración urbana en Latinoamérica.

 

En su más reciente ponencia en el Congreso del Futuro, realizada el miércoles 15 de enero, explicó cómo las ciudades han dejado de ser espacios que permiten el desarrollo social y humano, “para convertirse en espacios de deterioro de las condiciones de vida, tanto en el ámbito ambiental como social”. Ejemplos son la segregación socioespacial y la crisis del espacio público con tendencia a la privatización de este.

 

De manera general, por el alza de los precios del suelo, es cada vez más difícil para una persona -incluso de clase media- vivir en una vivienda bien ubicada, lo que implica realizar grandes desplazamientos. La crisis ya no es solo de las ciudades grandes, las ciudades intermedias también están siendo afectadas por procesos similares, como congestión vial o segregación socioespacial.

 

Ante este escenario negativo, surge un nuevo paradigma, la ciudad sostenible; “un espacio que no deja a nadie al borde del camino… y donde los habitantes no sólo sobreviven, sino que viven bien”.

 

A su juicio, al hablar de “sostenible” mucha gente piensa inmediatamente en “verde”. Es más, actualmente estamos centrados básicamente en la perspectiva ambiental, pero nos olvidamos que debe ir acompañada de una perspectiva social y económica y que debemos establecer una manera integral en que podamos atender las distintas temáticas tomando en cuenta todas las dimensiones, especialmente la social.

 

Más aún, Catherine Paquette, muchas veces lo que hacemos en lo ambiental tiene contradicciones con lo social, generando impactos sociales negativos. Por ejemplo, la vivienda social verde, en México, tiene mucha eco tecnología que hace que la vivienda y el barrio sean sostenibles; sin embargo, esos barrios de vivienda social tienen actualmente un problema de abandono y deterioro porque están ubicadas a 30 km de la ciudad, en medio de la nada, porque la gente no quiere vivir ahí.

 

El problema es que la dimensión social no es un negocio para nadie, mientras que la ciudad verde sí es un mercado para alguien. Por lo tanto, si las autoridades no se hacen cargo del desarrollo social, nadie lo va a hacer.

 

El principal actor de la fábrica de la ciudad, según la experta, es el desarrollador inmobiliario y si no existe una autoridad pública suficientemente robusta en su capacidad de regulación y de plantear un rumbo de desarrollo urbano –fijando instrumentos de barrio que existen-, los precios se van para arriba y los desarrolladores inmobiliarios sacan máximo provecho con torres de mala calidad, como tristemente pasa con los guetos verticales en Santiago.

 

Así, puntualiza, el modelo de ciudad actual, con escasa regulación de desarrollo urbano, es incompatible con una ciudad sostenible.

Leave a Reply